Google Analytics es una herramienta que nos permite realizar un seguimiento de nuestra web para poder sacar conclusiones y tomar decisiones inmediatas con el objetivo de mejorarla.

El problema de Google Analytics es que se queda muy pobre en el ámbito de la atribución de cada uno de los canales y soportes publicitarios. La atribución muestra las rutas que siguen los clientes para realizar una conversión. La carencia de esta información afecta directamente a la parte de campaign ya que Analytics no cuenta con la herramienta de post-impression. Sin esto, no podemos tener un modelo de atribución real de cada uno de los soportes.

Para ello contamos con el Adserver, que nos permite medir toda la parte del post-impression. De esta forma podemos ver qué soportes asisten más y cuáles menos, una métrica muy importante que nos permite medir el performance global de la campaña.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *